Categorías
Juegos

Les Presento a Hatchi el Tamagochi del siglo XXI

Transcurría el mes de junio de 1997; mi hermana se acababa de comprar un Tamagochi, y emocionada, me contaba que ya había nacido, que pesaba tanto; tiempo después, cuando una prima también se compró uno,
y me platicaba con la misma emoción qué le daba a su tamagochi de comer y demás detalles, me quedé medio-cadisbajo deseando de alguna forma poder también participar en esta moda,y poder presumirles a todos de mi mascota virtual: se llama Buddy, tiene tal edad…

Les presento la app Hatchi; al fin tras casi 20 años (la verdad ni me acordaba de los Tamagochis aquellos, hasta que me enteré y empecé a indagar más a fondo de esta app, fue cuandocaí en cuenta de su parecido con aquellos juguetes de aquellos años) ¡se me hizo tener una mascota virtual!: Hatchi mi Mascota Virtual es una mascota virtual, que aveces se pone gatuita en la App Store
en esta entrada por lo regularmente cuesta US$1 (Mx$19 en la App Store Mexicana).
Pero ¿Cómo funciona? y sobretodo ¿es accesible? pues una vez probé con otra mascota virtual, y la tuve que devolver a la App Store porque…

Audioreseña: El día de hoy, les traemos una audioreseña de lo básico de Hatchi, para que puedan darle a su hijo/a, al menos virtualmente, ese deleite/emoción por tener su propia mascota. como oirán en el audio, es muy realista al morirse su Hatchi en caso que al niño se le olvide y no le dé de comer, lo atienda etc., por lo cual sería una especie de ensayo de qué implica el cuidar de una mascota real (y porqué no para nosotros adultos también claro); llevo jugándolo varios días y ¡qué entretenidas y preocupaciones me he dado para darle a Buddy (así le puse a mi Hatchi) para que no le falte nada, y crezca fuerte y sano. Comentarles también que el Hatchi incorpora unos juegos ¡interesantísimos!; dichos Minigames aparte de permitirnos divertirnos un rato y cansar al Hatchi cuando está demasiado inquieto, ganar más puntos o monedas (para el tema de estos juegos, estén pendientes a otro post).

Así que ya me intrigaste ¿cómo oigo el audio haber si me animo a comprárselo a mis hijos? pues me quedé con ganas que jugaran con aquellos Tamagochis con los que tantas horas de diversión/tristezas/incertidumbre viví de niño ¿se acuerdan? O hasta a mí que no me tocó poder jugar con un tamagochi ¡yame está intrigando la idea!
desde aquí

Esperando se pasen horas y horas no solo de diversión, pero de vivir aunque sea tarde, lo que era jugar con un Tamagochi (acuérdense que cada uno tenemos un niño adentro aún),esperamos a través de las redes sociales habituales

Unete a nuestra pagina en Facebook aquí
O también recuerden y
síguenos en Twitter
¡Suerte con sus Hatchis! y con esto ¡hasta el siguiente post!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *